El proyecto de vivienda unifamiliar sostenible, se ubica en una zona urbana de baja densidad, en la ciudad de castellón. la vivienda recoge criterios de bioconstrucción y geobiología desde su proyectación a su construcción. desde el estudio previo de flujos de energía en la parcela hasta el cuidado en la utilización de materiales de bajo impacto ambiental, pasando por el aprovechamiento de la luz natural, ventilaciones cruzadas, reciclaje de aguas y captación de energía solar, el proyecto pretende conseguir una “vivienda sana” y respetuosa con el medio ambiente. se proyecta con una volumetría clara, compuesta de un zócalo de un material pétreo y unos “prismas blancos”, apoyados, que se extienden hacia el jardín y a la buena orientación. los grandes paños acristalados, están regulados mediante celosías de aluminio del mismo color que las carpinterías, que tamizarán la luz al interior. el espacio exterior, entendido como parte de la vivienda, se convierte en prolongación de la misma en planta baja.