El proyecto, situado próximo al mar, se dispone en forma de L abriéndose a sur-este aprovechando la mejor orientación y liberando la mayor superficie de parcela posible. desarrollado en dos plantas, el volumen inferior acoge la zona de día y se plantea conectado directamente con el jardín mediante grandes correderas acristaladas de forma que se fusione el interior con el exterior de la vivienda, mientras que el volumen superior que acoge la zona de noche se concibe como mas privado y se protege con grandes correderas de aluminio para que permiten el control solar y la privacidad del mismo.