El proyecto como generador de espacio urbano cualificado, la relación peatonal con el centro urbano, las vistas al castillo y al mar. se concibe un nuevo ayuntamiento que reciba al ciudadano mediante una nueva plaza pública y a la que vuelcan las principales dependencias municipales como el salón de plenos, el despacho del alcalde, que se prolonga en planta primera mediante “l’espai d’art descobert” a modo de terraza exterior. singularidad a la hora de plantear un salón de plenos abierto al exterior y con acceso directo desde la plaza de entrada, flexibilidad al resolver el programa de necesidades de forma que acepte la incorporación de nuevos usos o ampliación de los existentes. donde las diferentes áreas de trabajo se pueden organizar según sus necesidades compartimentando el espacio en diferentes despachos o salas.