El proyecto trata de rehabilitar un espacio urbano degradado y poco funcional para convertirlo en uno de los principales focos de actividad del barrio paraiso-cantinas. con una superficie de 5.137 m2, el parque gran capitán tiene como objetivo mejorar las condiciones urbanísticas del entorno, la accesibilidad, dotar de unos equipamientos deportivos y lúdicos al barrio, la eficiencia energética y el mejor aprovechamiento de sus recursos hídricos. a partir de una figura geométrica básico como es el círculo, se diseña el espacio urbano. tanto los espacios de juegos infantiles, las zonas de descanso, zonas ajardinadas, etc.. responden a este trazo, lo que permite una lectura unitaria de la actuación y una riqueza espacial a través de la disposición de arbolado, bancos y pavimentos. el resultado obtenido permite comprobar que el planteamiento inicial ha conseguido su objetivo, un nuevo espacio urbano de calidad.